El fin de semana en una reunión de amigos, en la plática salió a relucir el tema de una nueva tendencia marcada por las empresas: ahora se basan en  tus redes sociales para evaluar al momento de contratar personal.

Esto surgió porque en mi estatus de Facebook publiqué: “Ya tengo trabajo pero aún tengo entrevistas, ¿quién da más? ”. Recibí comentarios por parte de un amigo, diciéndome que no era conveniente publicar ese tipo de cosas, porque la empresa en la que trabajo podía verlo y podría perder mi empleo. Sinceramente me pareció una tontería y hasta se lo tomé a mal, pero platicando con él, en aquella reunión me di cuenta de que tiene mucha razón. Así que me di a la tarea de investigar sobre el tema y encontré unos datos muy interesantes.

Una encuesta de Unique (empresa europea de trabajo temporal especializada en procesos de selección de alta calidad), revela que entre las ventajas que ofrecen las redes sociales, según los encuestados:

*Los currículum aportan mayor cantidad de información útil (70%), por lo que las valoraciones son más exhaustivas para seleccionar a candidatos para puestos de altas responsabilidades.

* También se valora positivamente la interactividad que ofrecen (el 79% de los encuestados así lo afirma)

* la facilidad para contactar con candidatos pasivos (74%)

* la posibilidad de ofrecer información detallada y exhaustiva sobre la empresa y el puesto que se desea cubrir (74%).

* El 49% de las empresas españolas hace uso de las redes sociales para la selección de personal, principalmente de Facebook, Xing y LinkedIn. Además, un 18% hace públicas vacantes de empleo en esas redes.

Cada vez son más las empresas que se basan en este criterio para reclutar personal, puedo mencionar a Telmex y Nokia que reclutan talento a partir de lo que ven en los perfiles de sus candidatos potenciales.

A mi parecer, las redes sociales son una plataforma en la que nos mostramos como somos: reflejamos gustos, forma de pensar,  aptitudes y hasta estilo de vida. Lo bueno de esto es que podemos mostrar nuestros talentos y darnos a conocer.

Ahora  veamos  “The Dark Side” y es que, precisamente al sentirnos observados por una empresa que nos interesa, nos limitamos a expresarnos por temor a que esto perjudique nuestra imagen.  Sinceramente mi perfil de Facebook no es nada serio,  y no sé que tan malo o bueno sea que mi jefe me siga en twitter, o quizá ya está leyendo este post porque sabe que soy blogger (jefe es usted el mejor je-je).

A lo que voy con esto es que no me parece adecuado dejar de expresarnos como realmente somos para impresionar con una imagen falsa de nosotros.  Tal vez lo que se busca es transparencia y autenticidad.

Esta nueva tendencia aún no es muy marcada, pero en poco tiempo quizá en vez de CV las empresas nos dirán: “pásanos tu Facebook y/o twitter y nosotros te llamamos”. ¿Y tú  que opinas acerca del tema?  ¿Consideras que tu perfil en redes sociales es suficientemente serio y bueno para darte un empleo? ¡Coméntalo!

Con información de: Trecebits

Si tienes algún comentario o pregunta para el autor de este post, encuéntralo en twitter: @Dianilux

Únete a la discusión

Comentarios

Fuente desconocida.