Todos aquellos que fuimos cautivados con la visión futurista de Robert Zemeckis en Back to the Future, Part II, recodamos con mucho cariño los maravillosos aparatos que se mostraron en la cotidianeidad de Hill Valley en 2015. Muchos de estos gadgets podrían facilitarnos la vida hoy en día, además ya no estamos tan lejos de aquel año. Vamos a dar un repaso a varios de ellos y qué tan reales pueden llegar a ser.

Hoverboard. Las patinetas con ruedas han pasado de moda desde que se inventó la antigravitación magnetizada. Muchas marcas han puesto en venta sus modelos de patinetas flotantes. Hay que usarlas de forma responsable, pues ya alguna vez un joven llamado Griff Tannen fue capturado por la policía por estrellarse en el edificio de la Corte con su patineta PitBull mientras perseguía a otro muchacho que utilizaba una para niños marca Mattel, lo cual no puede ser buena publicidad para la primera. Por cierto, no funcionan bien sobre el agua.

¿Qué tan cerca estamos? Se han desarrollado distintas formas y teorías para la levitación de objetos, pero aún no hemos sido capaces de hacerlo de la misma forma. Es una tecnología que necesita aún muchísimo trabajo.

Videojuegos sin manos. En el famoso Cafe 80s existe una antiquísima máquina de videojuegos tipo arcade donde el objetivo es eliminar bandoleros del oeste con una pistola. Claro la pistola debe ser usada con las manos. Aunque aparezca un misterioso experto en ese tipo de juegos, los niños de ahora ya no se impresionan con su habilidad, pues lo de hoy son los comandos de voz y todo aquello que te permita jugar sin usar tus extremidades.

¿Qué tan cerca estamos? Microsoft ha desarrollado su Kinect para la Xbox, que incluye detección de movimiento y comando de voz. Podría ser una gran posibilidad en un par de años, tal vez el próximo.

Videomesero. Por lo menos una vez en tu vida te toparás con un mesero que te atienda muy mal cuando vas a un restaurante. Ese problema ha sido resuelto gracias a las nuevas tecnologías que ofrecen tener en una pantalla un mesero que te atenderá de la forma más agradable y hará lo que tú le pidas. Inlcuso podría tener la imagen de tu artísta o político favorito, como Michael Jackson o Ronald Reagan.

¿Qué tan cerca estamos? Los meseros virtuales podrían ser ya una realidad, pero significaría el despido masivo de personal, además de que una mente electrónica está muy lejos de igualar a la de un humano para formar criterios y tomar decisiones. Eso sí, ahora aparecerían en HD e incluso en 3D, por lo que estamos un paso adelante en ese aspecto.

Poster Holográfico. La publicidad para una película es muy importante, pues de esa forma se introduce la idea a la mente del espectador en potencia. Ahora bien, un impacto más grande sucede cuando la publicidad interactúa con él, sobre todo si ésta trata de comérselo vivo. Así sucede con la película Jaws 19, del cineasta Max Spielberg (su papá también hace muy buenas películas). Su publicidad es un tiburón blanco gigante que da un tremendo mordisco virtual a los peatones que caminen frente al teatro.

¿Qué tan cerca estamos? Los hologramas son una tecnología que aparentemente tardará muchos años en desarrollarse, si es que se logra concretar un modo viable de hacerlo. Por ahora, nos conformamos con los anuncios en 3D.

Inductor de sueño alfa. Ante la imposibilidad de la gente con insomnio por conciliar el sueño, este aparato se desarrollo para suplir a las pastillas. ¡Adiós al Valium! Simplemente se activa el dispositivo frente a la persona y a dormir. También se le puede dar otros buenos usos, como dormir novias preguntonas que quieren saber más sobre su futuro… literalmente.

¿Qué tan cerca estamos? Un aparato como éste requeriría de largos y numerosos estudios para evaluar el efecto que tendría sobre el funcionamiento del cerebro, así que seguiremos usando medicamentos por un muy buen rato.

Pantalla multi-imagen. Si nunca pudiste decidirte qué programa ver o te perdiste tu show favorito porque se te olvidó que lo estaban transmitiendo mientras veías una final de tu deporte preferido en otro canal, ya no será problema. Esta pantalla te permitirá ver hasta 6 canales al mismo tiempo. Incluso podrás tener videoconferencias con ella, en la que se pueden mostrar los datos de la persona con la que estás conversando.

¿Qué tan cerca estamos? Las videoconferencias ya son una realidad, hasta la información del contacto podría obtenerse de una base de datos o de redes sociales como Facebook. Además, las pantallas en HD con acceso a Internet, la televisión digital y gran cantidad de avances más nos hacen posible la mezcla de todo. El multicanal tiene su antecedente en la tecnología PIP (Picture In Picture), que permite ver otro canal dentro de una ventana nueva que se abre en la pantalla.

Ventanas inteligentes. Si no te gusta el paisaje que tienes al exterior de tu casa, no te preocupes. Estas ventanas, que en realidad funcionan a través de las cortinas, proyectan un paisaje del agrado del habitante sin tener que estar necesariamente en un ambiente parecido al simulado.

¿Qué tan cerca estamos? Muy cerca. No se le ha dado un impacto comercial, pero la tecnología que pudiera utilizar estas cortinas está al alcance de la mano. Faltaría ver las pantallas flexibles de LEDs, por ejemplo, para darse cuenta de lo posible que puede llegar a ser esto en un futuro inmediato.

DeLorean. No podíamos dejar pasar este gran gadget, por el cuál conocemos todos los anteriores. Este auto, diseñado por el concretador de muchos éxitos para Ford y Chevrolet, John Z. DeLoeran, es un modelo DMC-12 fabricado entre 1981 y 1983. Carrorecía de acero inoxidable, puertas en ala de gaviota y 0 a 96 km/h en 10.5 segundos, puede viajar por el tiempo gracias a su fuente de poder que genera 1.21 jigowats de energía a partir de desperdicios orgánicos e inorgánicos (antes funcionaba con plutonio). Uno de los residentes de Hill Valley afirma no haber visto uno como esos desde los ochenta.

¿Qué tan cerca estamos? Sin meternos de lleno a temas de física, digamos que el viaje en el tiempo es algo imposible en estos momentos. Lo más parecido a este gadget es adquirir uno de los nuevos DeLorean o uno de los de colección, agregarle accesorios iguales a los de la película y usar la imaginación.

Hemos dejado al final la mención de los famosos tennis Nike Mags. Este es el motivo principal del artículo, aquellos tenis que bastaba con ponértelos para que se ajustaran a tu talla y se abrocharan por cuenta propia. Para este artículo, sí estamos ya más cerca de lo que podríamos pensar. La compañía Nike lanzó una línea de colección limitada a 1500 pares de zapatos que subastarán por eBay desde ahora y hasta el 18 de septiembre. El costo inicial por cada par oscilará entre los USD $4000 y $5000, pero tomando en cuenta que todas las ganancias serán destinadas a la fundación de Michael J. Fox contra el mal de Parkinson. Los tennis son una réplica exacta de los que se utilizaron en la película, cuentan con luces de LEDs en la suela, los talones y el broche del frente. Hagan las cuentas y vayan por los suyos; aunque les advertimos, un par ya se ha vendido en USD $65,000.

Ah, por cierto… estos tennis no se ajustan solos. Según dice la campaña de publicidad, para eso tendremos que esperar al 2015. Aquí un pequeño video presentando el calzado de colección.

¿Qué otros gadgets de Back to the Future pueden recordar?

Con información de: MTV Geek, Nice Kicks, Futurepedia (DeLorean Time Machine, Multi-Channel Video Screen, DeLorean DMC-12).

Imágenes: DotPod, Parodies & Clones, Geek O System, autoblog

Si tienes algún comentario o pregunta para el autor de este post, encuéntralo en Twitter: Silverclaw1138.

Únete a la discusión

Comentarios