Siempre he creído que Sony tiene todo para ganar. No se trata de un piropo al aire, lo digo con bases. Veámoslo así, más allá de ser una de las compañías con mejor nombre en el mundo de los gadgets, cuenta con firmas hermanas relacionadas con videojuegos, música, cine y televisión. De hecho, un punto a favor en México y seguro en varios países es que tiene un cúmulo de fans que la ven como un símbolo de calidad y estatus.

En tiempos en donde la frase “El contenido es el Rey” se ha convertido en un cliché y el objetivo de varios emprendedores, Sony tiene todas las de ganar. Sin embargo, no ha ocurrido de esa forma.

Según publicaron varias agencias de noticias, el último reporte de resultados de Sony no contará con números favorables. Esto ocasionó que hoy a las 3.30 pm (hora de de Tokio), representantes de Sony declararán habían tenido una pérdida que ascendía a 520,000 millones de yenes causados por gastos fiscales extra:

 Esperamos registrar un gasto adicional total de los impuestos de aproximadamente 300 millones de yenes,debido principalmente a la creación de reservas de valuación contra activos por impuestos diferidos, sobre todo en los EE.UU. Como resultado de ello , la pérdida neta atribuible a los accionistas de Sony se espera que sea aproximadamente 520,000 millones de yenes, un incremento significativo en la pérdida de la pérdida de aproximadamente 220,000 millones de yenes netos previsto en febrero.

En pocas palabras, perdieron 6,400 millones de dólares.

La información publicada por la firma japonesa declara que estos datos pueden variar, ya que son estimados y los resultados finales saldrán a la luz el próximo 10 de mayo, cuando sea publicado su reporte fiscal del año anterior. No obstante también declararon que: “están pronosticando volver a los resultados operativos positivos y que sus ingresos consolidados para el año fiscal que termina el 31 de marzo 2013 será de aproximadamente 180 millones de yenes”. Habrá que esperar para comprobarlo.

Por su lado, la agencia EFE (con información del diario Nikkei) reportó que estas pérdidas  económicas obligarán a que, en el 2012, Sony tenga que despedir a 10,000 empleados en todo el mundo. Lo que le presentaría un 6% de su fuerza laboral.

Tanto Europapress como EFE coinciden en que la política de Kazuo Hirai, el nuevo presidente la firma desde febrero de 2012, realizará una campaña de austeridad cuyo objetivo será deshacerse de las ramas de la firma que no tengan que ver con su actividad principal, así como buscar ahorros significativos para la compañía.

Pese a todo esto quizá uno de los mayores aciertos de Sony fue la adquisición de Sony Ericsson, ahora Sony Mobile, la cual concluyó en el 16 de febrero pasado. Una apuesta trascendental debido a la importancia del contenido móvil y el incremento de teléfonos en el mundo. Quizá esa será su gran apuesta zurcir el agujero en el bolsillo.

Fuente de la imagen.

 

Únete a la discusión

Comentarios